Narcotráfico y Política

El pasado 25 de mayo el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) desarticuló a una poderosa banda organizada que se dedicaba al narcotráfico en el país, la cual tenía un patrimonio de más de 20 millones de dólares entre casas de lujo, automóviles y hasta un hotel de paso en Alajuela. La detención se logró luego de tres años de investigación y entre los sospechosos se encuentran ligados, funcionarios judiciales, abogados y hasta diputados de la República. Puede leer más sobre esta noticia haciendo click aquí

El fenómeno no es nuevo, sin embargo, siempre que se descubre un caso es objeto de polémica y consternación en la ciudadanía. Una vez más, estas estructuras criminales logran introducir sus “tentáculos” en las entrañas del Estado costarricense y la pregunta obligatoria es ¿se convirtió Costa Rica en un narco Estado? 

El país goza de una ubicación geográfica privilegiada en el mundo lo cual nos trae muchos beneficios, pero también muchos problemas; años atrás el país era un “puente” para organizaciones criminales que se dedicaban a este negocio ilícito, pero con el pasar del tiempo nos convertimos en el punto de salida de todo tipo de drogas, esto debido al auge de distintas bandas organizadas dentro del territorio nacional y sus “convenios” con cárteles o mafias de distintas partes del mundo. 

La falta de una verdadera política criminal en Costa Rica es el principal problema que enfrentamos en materia de seguridad y esto permite el rápido crecimiento del narcotráfico, lo que conlleva al aumento de delitos conexos como asesinatos, violaciones, secuestros, extorsiones, trata y tráfico de personas, entre otros. 

Desde el punto de vista criminológico sobre el por qué funcionarios estatales prestan colaboración a estas organizaciones pueden ser varias, desde el deseo de tener mejores ingresos en sus cuentas hasta el hecho de que podrían estar actuando bajo coerción, lo cierto del caso es que lo sucedido es una situación grave y se le debe buscar una solución pronta. 

Y se señala la gravedad de la situación debido a la experiencia que han tenido países vecinos de la región, por ejemplo, México, que en la actualidad se encuentra totalmente dominado por los narcotraficantes, estos se encuentran involucrados en todos los estratos sociales y son quienes en realidad toman las decisiones sobre el rumbo del país ¿estamos a tiempo en Costa Rica para evitar llegar a tal punto? 

Es difícil saberlo, pero desde la óptica criminológica siempre lo ideal será trabajar en prevenir estos fenómenos, se debe detectar dónde y cómo están funcionando y, una vez identificados, trabajar en la prevención de estos con la finalidad de que no se vuelvan a conformar. 

Ministra de Justicia deberá comparecer ante diputados por polémica con tobilleras

En días pasados circuló una noticia alarmante en la que se afirma que el Ministerio de Justicia y Paz desconoce el paradero actual de 596 privados de libertad con tobilleras. De acuerdo con la información publicada, la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), en un documento con fecha del 10 de septiembre enviado a la actual jerarca Marcia González Aguiluz, le informa sobre 596 personas beneficiarias que no son posibles de monitorear debido a dispositivos sin carga o a problemas de cobertura con las redes móviles, situación que se presenta desde hace un año aproximadamente. Sigue leyendo Ministra de Justicia deberá comparecer ante diputados por polémica con tobilleras

¡ARMAS DE FUEGO FANTASMA!

10 000 mil armas de fuego inscritas se convirtieron en visiones fugaces para el Ministerio de Seguridad Publica y su DSSP.

El gran filósofo griego Aristóteles decía en uno de sus escritos, “No hace falta un gobierno perfecto, se necesita uno que sea practico”; y un refrán muy conocido nos dice «La justicia y la razón, las más recias armas son». Sigue leyendo ¡ARMAS DE FUEGO FANTASMA!

Seguridad y política: ¿Hacia dónde vamos?

Saludos lectores

Las estadísticas nos muestran que experimentamos las tasas más altas de delincuencia en la historia, y esto ha sido usado como una herramienta política para promover mitos y tabúes sobre el tema. Sigue leyendo Seguridad y política: ¿Hacia dónde vamos?